El objetivo es obtener la DEVOLUCIÓN del dinero entregado en su día para la compra de la vivienda, más los intereses desde que se entregaron las cantidades.
Desde la resolución del Tribunal Supremo de 21 de Diciembre de 2015, la obligación del BANCO que recibió ese dinero está determinada. El BANCO es responsable frente al comprador y ha de devolver íntegramente el dinero que este pagó para la compra de la vivienda.

El Tribunal Supremo, en otras Sentencias ha dejado claro que el plazo para reclamar es de 15 años, que da igual que la cuenta de recepción de cantidades sea especial o no y que la obligación del BANCO viene determinada por no haber exigido el aseguramiento de esas cantidades.